El Congreso aprueba el “desalojo exprés” de las viviendas particulares okupadas

25/04/2018

Esta modalidad estará disponible para viviendas de particulares, entidades sin ánimo de lucro y pertenecientes a las administraciones públicas. Podemos ha anunciado que recurrirá la modificación ante el Constitucional.

Noticia publicada en el diario El Mundo, Daniel J. Ollero.

Imagen de RTVE.

Expulsar a los okupas en cuestión de días frente a los meses, e incluso años, que puede durar el desalojo de intrusos en la vivienda de un particular. Este es el objetivo de la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil que se ha aprobado en la Comisión de Justicia del Congreso con la finalidad de garantizar el derecho a la propiedad de los particulares y las administraciones públicas.

Se trata de una proposición auspiciada por el PDeCAT y apoyada por el PP, Ciudadanos y el PNV. El texto ha contado con la oposición del grupo confederal Unidos y Podemos, Esquerra Republicana y el PSOE. Una modificación que será remitida al Senado donde, según la composición actual de la cámara, quedará aprobada definitivamente.

De acuerdo con el articulado que se pretende modificar en la ley, las viviendas pertenecientes a personas físicas, a entidades sociales y las de administraciones públicas serán beneficiarios de este nuevo procedimiento de desahucio solicitando “la inmediata recuperación de la plena posesión de una vivienda o parte de ella siempre que se hayan visto privados de ella sin su consentimiento”.

Esta modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil “en relación a la ocupación ilegal de inmuebles” prevé que el desalojo se produzca en menos de 20 días estableciendo un procedimiento agilizado.

“Se trata de prevenir casos como el sucedido en Barcelona donde un hombre se encontró su vivienda ocupada por una mafia o el caso de viviendas públicas para uso social que se encontraban ocupadas para plantar marihuana”, ha señalado Lourdes Ciuró del PdCAT que ha auspiciado la modificación. Una iniciativa que, de acuerdo con el grupo proponente busca combatir “la existencia de mafias okupas que se aprovechan de la vulnerabilidad ajena”.

Una medida envuelta en una cierta polémica ante la que la diputada Ciuró ha querido aclarar que este cambio en la normal “no se puede aplicar a personas que dejan de pagar la cuota de alquiler, la cuota hipotecaria ni a personas que ocupan vivienda de grandes especuladores o fondos buitres”.

Desde el Partido Popular han destacado que se trata de un cambio para dar respuesta “a un aumento del 92% de los delitos de ocupación” y que se centra en “combatir a grupos criminales y movimientos antisistema que utilizan bienes públicos y privados en beneficio propio”.

Desde Ciudadanos han criticado que la distinción entre viviendas de particulares y las viviendas pertenecientes a otras personas jurídicas lo que a juicio del partido naranja se traduciría en que”se estaría poniendo la ocupación ilegal al mismo nivel que un procedimiento de expropiación publica con todas sus garantías, legitimando una suerte de expropiación ilegal y poniendo en la diana de las mafias las viviendas que queden excluidas de esta protección porque les bastaría con entrar en los portales inmobiliarios en internet”.

Sin embargo, desde el PSOE, el grupo confederal Unidos Podemos y Esquerra Republicana han emitido un voto en contra.

El diputado de Podemos Rafa Mayoral considera que esta modificación legal supone “violar las obligaciones internacionales en derechos humanos” porque “se impulsan procedimientos sumarios donde se restringe el derecho a la vivienda y a la posibilidad de un juicio justo” de un cambio legislativo que ha elevado a la categoría de “ataque a la democracia”. Asimismo, Mayoral ha anunciado la intención de su partido para recurrir ante el Tribunal Constitucional esta modificación.

Desde ERC la diputada Ester Capella i Farré ha justificado el voto en contra de su grupo explicando este cambio en la ley de enjuiciamiento civil “es una modificación procesal que no viene a solucionar el problema del derecho a la vivienda” ni a “reparar la situación real”.

 

El nuevo procedimiento

Cuando el propietario haya detectado la ocupación de una vivienda las autoridades trasladarán una notificación a los intrusos, que es extensible para aquellos que no se encuentren en la vivienda en el momento de entregarse la notificación.

A partir de ese momento se exigirá a los ocupantes que justifiquen la situación de posesión que podrá estar fundamentada “exclusivamente” en la “existencia de un título suficiente para poseer la vivienda o en la falta de título” por parte del propietario.
Si no existiese “justificación suficiente” por parte del ocupa, “el tribunal ordenará mediante auto la inmediata entrega de la posesión de la vivienda”. Una decisión sobre la que “no cabrá recurso alguno y se llevará a efecto contra cualquiera de los ocupantes que se encontraren en ese momento en la vivienda”.

La sentencia se dictará “de inmediato” en caso de que los ocupas no contesten al requerimiento en el plazo previsto de cinco días. La ley, además, posibilita la ejecución, si así lo solicitara el demandante, sin la necesidad de que transcurra el plazo de 20 días previsto en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

 

Comunicación a los Servicios Sociales

Sin garantizar la alternativa habitacional para los desahucios de estas ocupaciones, la ley contempla la comunicación “a los servicios públicos competentes en materia de política social” en diferentes fases del proceso “si procediera su actuación”, aunque no de oficio sino una vez se obtuviera consentimiento de “los interesados”.

La primera de ellas, en caso de identificarse a los ocupantes al efectuar la notificación de la demanda, al acordarse la entrega de la posesión de la vivienda y el desalojo y también cuando se fije la fecha para ejecutar el desahucio. Al acordar la entrega de la posesión, se fija un plazo de siete días para que estos servicios públicos puedan “adoptar las medidas de protección que en su caso procedan”.

Evolución esperada del sector inmobiliario español hasta junio de 2019

 

Expectativas del sector inmobiliario para los próximos tres meses (abril-junio)

El precio medio de la vivienda se sitúa en 1.613 €/m², registrando un aumento del 2,7% desde junio de 2018, y mantiene estable su ritmo de crecimiento.

La variación anual de precios de vivienda durante el año 2018, se sitúa en el 5,5%, aunque se detectan síntomas de fatiga, principalmente, en algunas de las grandes capitales.

El índice de confianza en la evolución del sector inmobiliario se sitúa en 55,9 puntos sobre 100 desde los 57 puntos del trimestre anterior. Este es el tercer trimestre consecutivo en el que este índice experimenta retroceso desde 2012.

El índice de esfuerzo inmobiliario se sitúa en 7,3 años de sueldo para la adquisición de una vivienda media. Se trata de una cifra muy similar, aunque ligeramente superior a la observada en el primer trimestre de 2018.

El índice de accesibilidad a nivel estatal se sitúa en 104 puntos en el trimestre actual, un punto por encima del de hace un año. Al igual que en trimestres anteriores, en las Comunidades de Baleares, Cataluña y Madrid el índice de accesibilidad sigue situado por debajo de los 100 puntos, que determinan el punto de equilibrio entre los precios de la vivienda y la capacidad de endeudamiento adecuada para la adquisición de la misma. 

 

 

Estudio de mercado de la vivienda nueva y usada

El incremento del precio de venta de vivienda nueva y usada en Salamanca entre junio y diciembre de 2018 ha sido de los más bajos de España, el 0,3%. En el extremo opuesto, la subida en Baleares es del 10,7%

Desde diciembre de 2017, el precio medio del conjunto de vivienda nueva y usada ha experimentado un incremento del 5,5%, mientras que la variación registrada entre junio y diciembre de 2018 es del 2,7%.

El comportamiento de los precios no ha sido homogéneo en todo el ámbito territorial. Así, atendiendo a los valores medios por provincia, la oscilación varía entre la subida anual del 10,7% observada en Baleares, el 9% de Madrid o el 8,9% de Barcelona, hasta el 0,3% que se registra en Salamanca, o el 0,4% en Teruel.

El precio medio más elevado se registra en la provincia de Barcelona (2.607 €/m2), seguida de Guipúzcoa (2.429 €/m2), mientras que los más bajos se dan en Badajoz (860 €/m2) y Ciudad Real (875 €/m2)

El comportamiento de los precios en las dos grandes capitales de referencia no ha sido el mismo durante el último año, pudiendo apreciarse que mientras los precios en Barcelona han ido creciendo a un ritmo cada vez más suave, pasando de 14,4% a finales de 2017 hasta 10,3% a finales de 2018, la progresión de Madrid es la contraria, pasando del 8,3% a final de 2017 al 11,4% a final de 2018.

El mismo fenómeno de aceleración se observa en Palma de Mallorca (del 10,5% al 13,25%) y Málaga (de 3,6% a 8,17%), siendo esta última la que experimenta mayor aceleración en el crecimiento.

En el resto de las capitales de provincia, las variaciones de valor han sido generalmente discretas, apreciándose tres casos en que se produce una ligera reducción de valor: Teruel (−1,7%), Salamanca (−0,3%) y Lugo (−0,6%)

Barcelona, no obstante, continúa siendo la capital más cara de España, igual que en periodos anteriores, con precios medios que superan los 3.700 €/m2, mientras que Madrid se acerca a los 3.000 €/m2, Palma a 2.300 €/m2, y Málaga supera la barrera de los 1.800 €/m2.

 

 

Tipologías recomendadas, con rentabilidad bruta, para la inversión destinada al alquiler

Las viviendas de menor tamaño (aproximadamente 55 m2) en la provincia de Toledo ofrecen una rentabilidad bruta anual del 8,8%, un resultado ligeramente por encima de la rentabilidad media que registra dicha provincia. Más al sur, las tipologías de 70-100 m², en Sevilla, ofrecen rendimientos por encima del 7% con un riesgo de inversión reducido.

Salamanca, la tercera tipología recomendada, con poco riesgo al igual que las dos precedentes, Coruña y Toledo, consta de 55 metros cuadrados. La rentabilidad es del 6,7%, con variación anual del 6,9%.

 

 

Fuente de este artículo: Sociedad de Tasación, Tendencias del sector inmobiliario. Abril 2019. Informe completo de tendencias de vivienda nueva y usada. Segundo trimestre de  2019.

Conócenos más. Metroútil: información, personalización, experiencia, intermediación inmobiliaria

 

Cuando nos presentamos como empresa, decimos que Metroútil se dedica a la intermediación inmobiliaria, y para el desarrollo de esta actividad, la información es clave:

  • tanto el reunir y disponibilizar la información
  • como el relacionar de forma adecuada la información con cada cliente, es decir, personalizar los datos para cada operación inmobiliaria.

 

De casi 2.000 años a.C. se tienen noticias de la actividad consistente en acercar la oferta y la demanda, que es la meta de intermediar, ya que la figura del corredor de bienes se encuentra regulada en Mesopotamia en el Código de Hammurabi.

El momento del sector inmobiliario es de recuperación, pero una recuperación desigual entre las ciudades españolas. Por lo tanto, a la hora de generalizar, cabría hablar también de cambio.

Este cambio que se percibe tiene dos características reseñables:

  • por un lado, un alza de los precios de compra, especialmente en las grandes capitales de España, como Madrid, Valencia y Barcelona,
  • y por otro lado, el alza también de los precios del alquiler, incluso con un componente de especulación, motivada por la demanda de alquiler vacacional o alquiler turístico, también de forma más acentuada en grandes ciudades, con incrementos de hasta el 30%.

 

¿Y en Salamanca? El responsable de la oficina de Metroútil, Borja Sánchez, nos dice para este post que, en este momento, en la ciudad de Salamanca:

  • El precio de la vivienda sube en el centro mientras que se mantiene en las demás zonas.
  • En los alquileres coexisten dos tendencias: la opción de mantener el precio y la opción de elevarlo; es este segundo caso, las subidas son de un 10-15% y se dan indistintamente en todas las zonas de la capital salmantina.
  • En cuanto al alquiler turístico, Borja subraya que Metroútil no trabaja esta modalidad.

 

Metroútil tiene una oficina abierta al público a pie de calle, luminosa, donde las paredes son ventanales por dos de los costados. Su instalación y su mobiliario transmiten al recién llegado que se encuentra en un entorno en el que prima la mentalidad práctica, centrada en la razón de ser de la oficina: dar servicio al cliente que nos deposita su atención y su confianza. Amplias mesas para los asesores y sillas para el público son los protagonistas; es un mobiliario convencional de oficina, un entorno de trabajo agradable, sencillo y actual.

Nuestros asesores son profesionales del sector inmobiliario, todos con una sólida experiencia, ya que en este momento en Metroútil no trabaja ningún profesional que empieza su carrera.

Escuchamos al cliente, con la meta de dar respuesta a sus expectativas, y si esto te suena a frase comercial o a perogrullada, piensa en las empresas que probablemente conoces en las que a toda costa se quiere encaminar a los clientes hacia un interés de la empresa, pasando por encima del interés que el cliente transmite. Unos lo llamarán educación; otros, respeto; en muchas empresas se llama cultura comercial y así también lo consideramos en Metroútil, donde nuestra actividad se planifica a partir del encargo del cliente.

Además de escuchar al cliente, le brindamos nuestra experiencia, y muy específicamente:

  • Con información cribada de calidad sobre inmuebles, conforme a los requisitos que nos plantea para su operación inmobiliaria.
  • Con nuestro asesoramiento y opinión sobre precios, de acuerdo con el conocimiento del mercado y con la información sobre este en cada momento.
  • Por el conocimiento y la práctica en los procesos de compra, venta y alquiler, facilitamos todos sus trámites administrativos a nuestros clientes: desde solicitar la nota simple en el Registro de la Propiedad hasta la firma del contrato de alquiler o de la escritura de compraventa, pasando trámites diversos como la solicitud y recogida del certificado de estar al día de los pagos a la comunidad.
  • Además del asesoramiento en la negociación de precios o en los trámites administrativos, nuestra labor de intermediación comprende poner de acuerdo a las partes con respecto a condiciones materiales específicas de cada operación; por ejemplo, la limpieza de la vivienda, la renovación de la pintura o de algunos enseres, en el caso de un alquiler, o la venta con la cocina equipada o con la vivienda vacía.

 

Por lo que puedes leer resumido en estos cuatro bloques anteriores sobre nuestra experiencia al servicio del cliente, verás que, en efecto, la información resulta clave para la intermediación inmobiliaria, como mencionábamos anteriormente.

En un post anterior, hemos indicado como la marca Metroútil, su imagen como empresa, también «trabaja» para nuestros clientes, facilitando las transacciones.

En cuanto a las visitas a los inmuebles, acompañados por los asesores de Metroútil, deseamos recordar lo indicado también en un post anterior: realizamos cuantas visitas requiera el cliente para tomar su decisión. Esto también nos diferencia de otras empresas inmobiliarias que rehúsan hacer más de una o dos visitas, como quizá hayas comprobado por experiencia propia.

 

 

Fotos, de arriba abajo:

Borja Sánchez, responsable de la oficina de la Inmobiliaria Metroútil.

Saliendo para una visita. Es Pilar, asesora de vivienda en Inmobiliaria Metroútil.

María y Sandra, asesoras de vivienda, en un momento de su actividad en la oficina de Metroútil.

Leopoldo, nuestro asesor de fincas, suelo de labor y suelo urbanizable, habla con María, asesora de vivienda, en la oficina de Metroútil.